miércoles, 20 de diciembre de 2017

“Para el jazz-funk hay que tener mucha cara”

¡Hoy tenemos jazz-funk en FlowDancing! Y esta vez también con un profesor que repite. ¿Os acordáis de Sam Harper el profesor de claqué? Está de vuelta en el blog para hablarnos de otra de las clases que imparte: el jazz-funk.


El jazz-funk es un género de baile que se desarrolló en América. Allí se hizo popular entre los años 60 y 70. También consiguió crear interés en discotecas de Inglaterra, donde generó un estilo que se conoce como el Acid Jazz. Esta disciplina se fue creando de manera paralela a la que se popularización del funk como estilo independiente.

El jazz-funk es la mezcla de la técnica del jazz clásico y los golpes bruscos y la música del funky. Este género de baile tiene varios estilos diferentes dentro. Cada bailarín adquiere el suyo y va dando forma a las coreografías y pasos de manera única y especial. El jazz-funk tiene sus técnicas y cada uno lo adapta a su estilo más personal.

Esta disciplina se caracteriza por el fuerte`back beat´o groove, por la utilización de sonido electrónicos y, por la presencia de los primeros sintetizadores analógicos. La música de las coreografías del jazz-funk es bastante moderna. Se puede bailar cualquier música de ahora con los pasos del jazz-funk.


Sam nos cuenta que del estilo de jazz-funk que él practica y enseña a sus alumnos, lo más complicado es la velocidad. Los bailes tienen un ritmo rápido y muchos pasos totalmente distintos en muy poco tiempo. Por eso es muy importante la concentración. ¡Escucha el podcast en el que te explica todo con detalle!

En cuanto al outfit, no hay nada que se deba vestir en especial. Lo que más destaca Sam es que hay que ir cómodo para poder realizar los pasos correcta y tranquilamente. En las batallas, o jazz jam, noes importante cómo vayas vestido.

Lo que más destaca es cómo bailas y cómo eres siempre. Lo que también recalca Sam es la necesidad de no tener vergüenza y de tener morro para que el baile quede perfecto. Los pasos son bruscos y secos. Los bailarines tienen que demostrar su fortaleza, que no le tienen miedo a nada.

Si todavía tienen dudas de lo que es o de si practicarlo o no, ¡haz click aquí para ver el vídeo y resolver tus dudas!