lunes, 11 de diciembre de 2017

¿Clásico = Contemporáneo?

 











¡Estamos de vuelta en FlowDancing! Hoy vamos a hablar de los estilos Clásico y Contemporáneo con Tamara Moyo, profesora de la Escuela de danza Flow. Hemos decidido hablar de los dos estilos en un mismo post porque muchos cuando escuchamos clásico y contemporáneo creemos que es el mismo tipo de baile, pero no. Por eso Tamara nos lo va a explicar y vamos a poder ver las diferencias en el vídeo.

El objetivo de este post es saber distinguir entre los estilos clásico y contemporáneo así que ¡vamos a ello! Primero os dejamos el vídeo para que podáis ver las diferencias vosotros mismos.

Empezamos con el estilo/ballet clásico. Es un género dramático que se representa mediante danzas y es también el nombre que se le da a la forma concreta de la danza y su técnica. Dependiendo de las épocas y países en los que se represente una obra puede tener mímica y texto a parte de la danza.

El ballet clásico es el más formal dentro de los estilos de ballet. Entre sus características están el uso de las puntas y los movimientos fluidos pero a la vez precisos. El origen lo tiene en la corte del Renacimiento italiano. Está basado en pasos, posiciones y formas de cargar el cuerpo que se crearon, principalmente en el siglo XVIII.

Este estilo exige mucho tiempo de preparación tanto en forma como en técnica. El vestuario que se utiliza son los leotardos y las mallas con un tutú, que suele ser opcional. Las bailarinas usan zapatillas de punta y los bailarines zapatillas de media punta.

La danza contemporánea surgió como una necesidad de expresarse de manera mucho más libre con el cuerpo. Es una danza en la que el objetivo es expresar una idea, un sentimiento, una emoción, a través del bailarín. Igual que el ballet clásico, pero con una mezcla de movimientos corporales de los siglos XX y XXI. 

En los inicios de la danza contemporánea, se buscaba una alternativa a la estricta técnica del ballet clásico. Los bailarines empezaron a aparecer descalzos en escena y realizando saltos menos rígidos. Su origen se remonta a finales del siglo XIX.

Según fue pasando el tiempo, fueron apareciendo variaciones en las que la técnica clásica brillaba por su ausencia e incluso se introducían movimientos de otras técnicas corporales. El flamenco, danzas tribales y hasta yoga. 

Una característica de la danza contemporánea es el uso de contenido multimedia en sus coreografías. De fondo, en las actuaciones, los bailarines comparten escena con vídeos e imágenes que se proyectan de fondo.