jueves, 13 de julio de 2017

High Heels: 6 Secretos para bailar con tacones como Beyoncé


Nada arruina un bonito par de Louboutins tan rápido como un andar torpe y con cara de dolor.

Linda Kuo, bailarina profesional y directora del estudio de baile Dancers Unlimited, conoce este hecho muy bien y está haciendo lo posible para arreglarlo con un taller de High Heels para principiantes.

Kuo aprendió pronto en su carrera la importancia de llevar el tacón apropiado cuando se presentó a la audición de bailarinas de Beyoncé. Los jueces, recuerda Kuo, pidieron a los 500 bailarines que se subieran a los tacones y caminaran hacia ellos. Se quedó asombrada de la confianza y el poder que todos mostraban. A ella la pilló totalmente desprevenida y desafortunadamente no pasó la primera ronda.

“Fue entonces cuando aprendí lo importante que son los tacones en mi profesión”, dijo en una entrevista con The Huffington Post. “Los bailarines de apoyo tienen que ser capaces de ponerse de pie, posar y bailar en stilettos durante horas, sin parar.”

Con la ayuda de una profesora de baile (que también fue coreógrafa de Beyoncé) y diez años de experiencia profesional, Kuo finalmente se transformó en una auténtica experta en tacones. Ahora realiza talleres en sus estudios de Hawai y Nueva York para entrenar a bailarines y no bailarines en cómo caminar, moverse y bailar sobre tacones asesinos. 

“Las clases pretenden recuperar la feminidad al bailar en tacones”, dice Kuo. “Hay demasiados videos de YouTube con gente intentando hacer cosas excesivamente intensas. A veces, menos es más”.

Kuo se hace eco de ese mensaje en la clase con sus alumnos. A continuación, puedes echar un vistazo a seis ingeniosos consejos que te tendrán moviéndote como Queen Bey en nada.

Antes de ponerte los tacones, estira.

El uso de tacones durante horas le dará a tus pies, muslos y pantorrillas un entrenamiento agotador, por lo que Kuo recomienda estirar esas partes a fondo antes de ponerte los tacones


Incluso mejor, toma una clase de ballet.

“Una de mis profesoras de baile, que también coreografía para Beyoncé, me dijo que tomara clases de ballet para poder mejorar en el baile con tacones”, dijo Kuo. “La forma correcta de usar los tacones es muy parecida a hacer ballet, lo que no es una coincidencia porque el ballet se hacía con tacones antiguamente en la corte francesa”.

El ballet, añade Kuo, fortalecerá y alargará los músculos de las pantorrillas y los muslos que son los que más se trabajarán al usar los tacones


Tu postura es importante.

A lo largo de su taller, Kuo constantemente le recuerda a sus alumnas que deben llevar los hombros hacia atrás y tirar del pecho hacia arriba. “Cuando te estiras desde tu centro”, dice, “hay menos presión en las rodillas”.

Los mayores errores que se ven en el uso de los tacones son: el ir encorvado y llevar las rodillas dobladas. 

Izquierda: Postura incorrecta, con las rodillas dobladas, los hombros encorvados hacia delante y las caderas hacia adelante.

Derecha: Correcta, postura erguida con la pierna enderezada.

Dirige con tus caderas.

Cuando diriges con tus caderas, dice Kuo, el peso de tu cuerpo está distribuido uniformemente y estás obligado a fortalecer tus muslos y enderezar tus piernas. Además, te aporta descaro. Asegúrate de caminar en línea recta, con un pie detrás del otro.

-No tengas miedo de tus caderas -dice-. “Juega con tus caderas, pero mantén todo lo demás en el centro y arriba”. 


Usa tus muñecas y tu torso para bailar.

La mayoría de la gente hace un simple de paso-paso cuando bailan, pero los tacones altos te pueden hacer perder el equilibrio. Kuo le recuerda a sus alumnos que deben mantener su torso recto y sentarse en sus caderas mientras se mueven.

“En realidad bailar es simplemente posar al son de la música”, dice Kuo. “La clave está en encontrar tu transición a la siguiente pose.”

Cuando estás haciendo la transición en tu paso-paso, mueve las muñecas, dice Kuo. “Desprendes mucha más energía femenina cuando sabes cómo usar tus muñecas. Y sea lo que sea lo que estés haciendo, siéntete cómoda con ello.


¡Diviértete y relájate!

Aunque estés usando los tacones más sexies y más altos que hayas podido encontrar, la mayoría de la gente estará mirando tu cara. Durante la clase, Kuo recuerda a sus alumnos que deben ser conscientes de sus expresiones.

“Puedes caminar lo más apasionadamente posible”, dice, “pero que te miren a la cara y piensen que tienes ganas de ir al baño”.

Siempre y cuando mantengas tu torso fuerte y tus piernas rectas durante toda la noche, tus pies estarán mucho más cómodos y tu cara se verá mucho menos incómoda. 


Por Carla Herreria