martes, 4 de julio de 2017

Danza oriental: coreografía con velo


El velo es un elemento muy utilizado en danza oriental con el que las bailarinas hacen su entrada al escenario de una forma elegante y muy bella. Tras hacer su presentación bailando con el velo pueden dejarlo a un lado y continuar bailando sin él para, muchas veces, retomar la danza con el velo al final de la canción.

El velo es un elemento que aporta fluidez y ligereza a los movimientos de la bailarina, dándole a la vez un aspecto muy vivo a la danza.

Los velos suelen ser rectangulares, aunque también los hay semicirculares y pueden ser de seda o de gasa. Normalmente las bailarinas utilizan velos de seda ya que su ondulación es mucho más vistosa. Aunque los velos son muy ligeros, se requiere bastante energía para moverlos y conseguir que la tela esté siempre en movimiento, de esta forma se logra un efecto visual en el que el velo acompaña armoniosamente a la bailarina.

Es un elemento muy agradecido ya que en poco tiempo se pueden aprender movimientos sencillos que, combinados con desplazamientos o con otros pasos de danza, resultan muy llamativos. Con la práctica se irán perfeccionando los movimientos y aprendiendo figuras y combinaciones más complejas.

En la escuela Flow en este mes de Julio nuestra profesora de danza oriental, Sara Morillo, nos trae varios talleres de coreografía de danza oriental en los que se trabajará una primera parte de combinaciones, que luego se aplicarán a una coreografia. Se hará una entrada con velo de seda y luego se bailarán distintos ritmos pertenecientes a esta danza, haciendo especial hincapié en la expresión, correción postural y limpieza de movimientos.

Más información en https://www.escuelaflow.es/talleres


¡Un saludo desde Flow Madrid!