jueves, 19 de enero de 2017

6 cosas del baile social que todo el mundo debería experimentar

Es bien sabido que bailar tiene muchos beneficios. Beneficios tales como mantener la forma física, reducir el estrés, ser más ágil, mejorar la postura, hacer amigos y porque no, ligar también.

Pero ¿qué pasa cuando te apuntas a clases de baile, ya sea de salsa, bachata, kizomba, zumba, tango o sevillanas?

Que empiezas a vivir experiencias increíbles con personas que hace muy poco que has conocido. De hecho, estoy seguro que vivirás las siguientes 6 cosas del baile social o ya las has experimentado.

1. Sacar a bailar a un desconocido y entenderse a la perfección
Cuando bailas salsa, bachata, kizomba o cualquier otro baile social, decides ir a bailar a una sala de baile y te armas de orgullo para sacar a un desconocido. Llega un día que, sin ser un experto bailarín, te das cuenta de una cosa.Te das cuenta de que no importa de dónde sea la persona que saques a bailar que te podrá seguir, os divertiréis y os entenderéis a la perfección.

En ese instante te dices a ti mismo, “esto del baile es increíble, ¡me encanta!”.

2. Estar completamente agotado, oír una canción y empezar a bailar como si no hubiera mañana
Hay un día que te lo estás pasando en grande pero ya no puedes más. O te duelen las piernas, los pies, o simplemente tienes sueño y quieres ir a descansar, pero de repente suena una canción que te encanta, sales a bailar y se te olvida todo.

Te das cuenta que el cuerpo humano aguanta muchísimo y que si haces algo que te gusta de verdad, el dolor y el cansancio desaparecen.

3. Conocer a muchas personas en poco tiempo y con gustos parecidos
No es ningún secreto que si te apuntas a bailar conocerás a muchas personas. No solo conocerás a tus compañeros de clase, sino a todo el mundillo que hay detrás.

Un día unos cuantos haréis un grupo de whatsapp, saldréis a bailar, tomaréis algo, conoceréis a más amigos, iréis a un congreso o haréis una escapada juntos y el grupo irá creciendo y cambiando poco a poco.

Además, quizás bailando ligas un poco y conoces a “la persona”.

4. Darte cuenta que al bailar estás menos estresado y sonríes mucho más
Hay varios estudios que lo certifican pero sin ir más lejos, cuando bailas y cuando acabas de bailar te sientes bien. Te sientes fantástico, alegre, ligero, tranquilo y feliz.

¿Por qué te sientes tan bien?

Sal a bailar y lo descubrirás.

5. Llevar un tiempo bailando y ver que tu aspecto físico ha mejorado
Hacer clases de baile, salir a bailar y divertirte es la manera ideal para estar en forma mientras te lo pasas bien.

Está claro que no todos los bailes son iguales, pero por ejemplo bailando salsa varias veces por semana seguro que ayudará a mantener tu tipo e incluso mejorarlo en función de la frecuencia y las veces que bailes cuando salgas de fiesta.

6. Darte cuenta que pasarlo bien en este mundo del baile es muy económico.
Apuntarte a clases de baile, salir a bailar varias veces por semana cada semana, ir a varios congresos de baile al año, comprarte unos zapatos y ropa para bailar. Parece mentira, pero no es nada caro si lo comparas con muchos otros hobbies y además te aporta muchísimo más para tu bienestar físico, emocional y social.

Así que, te animamos a apuntarte a clases de baile y sobre todo a salir a bailar para pasarlo en grande.